viernes, 31 de marzo de 2017

RESEÑA : Palabras que nunca te dije

¡Hola de nuevo un viernes más familia! Qué ganas tenía de volver por aquí a traeros el último libro que he leído e marzo, un libro que descubrí en algún de esos estupendos blogs que tengo en mi lista de favoritos y a la que debéis echar un vistazo a la de ya.  Si queréis saber cual es...seguid leyendo.

"Palabras que nunca te dije" - María Martínez | Romántica- Adulta | 2017 | Autoconclusivo | Precio: 18,05 € (Papel) | Lo quiero ♥

«Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que perseguía sus sueños y en su lugar hay una mujer a la que apenas logra comprender. Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo. Cuando Christina, su mejor amiga, le pida que viaje hasta un tranquilo pueblo de La Provenza para hacerse cargo de las reformas de un bonito Château que pretende convertir en un hotel. Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo. Amable, divertido, y con una personalidad encantadora, se ha convertido en ese amigo al que todos recurren para solucionar sus problemas. Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir. Comienza el verano y, entre campos de lavanda, estrellas fugaces y luciérnagas, ambos descubrirán que, quizá, merezcan una segunda oportunidad».


Sara lleva tantos años viviendo una mentira que ya ni siquiera es capaz de reconocerse a sí misma cada vez que se mira al espejo. Casada desde hace veinte años con un hombre que solo la ve como una sirvienta que debe cumplir sus deseos y prisionera de una vida de la que tiene demasiado miedo de huir, hace una eternidad que no sabe ni quien es. Qué no se encuentra. Qué no es. Su vida se reduce unicamente a satisfacer las necesidades de su marido y a desvivirse por colmar de felicidad a su hijo de diez años. No se siente realizada, no se siente viva, pero tampoco encuentra el valor suficiente como para de coger al toro por los cuernos y empezar a capitanear el barco de su existencia. Se auto convence cada día de que continuar al lado de su esposo es lo que realmente debe hacer, principalmente por a calma y la estabilidad de la personita que más ama en este mundo, su hijo Daniel. 
En estas se encuentra cuando cierto día, su mejor amiga Christina le pide que le haga un favor muy especial. Debe irse tres semanas a la provenza francesa a supervisar las obras de rehabilitación de un château que su amiga tiene en propiedad. Y, aunque dejar a su hijo solo con su familia, y viajar a cientos de kilómetros sin conocer a nadie ni siquiera parece una opción, al final acepta instigada por aquellos que la quieren. Lo que no se esperaba, es que en ese idilico lugar de enorme viñedos y campos de lavanda, su vida fuera a cambiar tanto en menos de un mes.

Jayden lleva a sus espalda una carga tan pesada que nadie desearía tener que sufrirla. Un dolor sordo de esos que, por mucho que te esfuerces, nunca consigues que deje de molestar. Cuando llegó a Francia hace un tiempo, lo hizo con la intención de devolver a Jeannett una pequeña parte de aquello que él cree que le ha arrebatado. Pero, a pesar de que lleva en la provenza mucho más de lo que esperaba, la culpabilidad sigue latiendo en su interior casi con más fuerza que cuando llegó. Lo que menos imaginaba es que el destino acabaría llevando a sus brazos, como una ráfaga de aire fresco, a la chica más dulce y sensible que existe sobre la tierra. La misma por la que sería capaz de luchar en contra de todo y todos los que osaran meterse en el camino. Con lo que no contaba es con la posibilidad de que debiera luchar incluso contra ella misma. Contra sus inseguridades y sus miedos. Contra su corazón.

“Sentía como si algo indefinido o hace tiempo olvidado emergiese de su interior, como una voz luchando por ser escuchada.”

Este no es ni la primera ni la última vez que leo algo de la estupenda María Martínez que, al igual que en anteriores ocasiones, ha logrado engancharme a una historia intensa y preciosa en cuanto a sentimientos se refiere. Analicemoslo por partes.

La trama. La trama de "Palabras que nunca te dije" es sencilla pero a la vez compleja. Exactamente igual que la propia vida. Sara es consciente de que lleva mucho tiempo viviendo una vida de mentiras en las que ella siempre resulta ser la más perjudicada del proceso. Un proceso en el que poco a poco se va a perdiendo a sí misma y a la persona que era en esencia antes de casarse. Su marido (una persona egoísta y egocéntrica a raudales) ni la valora, ni la respeta, haciendo que ella acabe por creerse que ni merece ser valorada, ni merece ser respetada. Aun así, Sara no es tonta y sabe que su vida no marcha bien y a pesar de seguir albergando la esperanza de que su marido cambie de actitud, en el fondo, hace tiempo que sabe ya que eso no sería suficiente para volver a quererle.
Por eso os digo que la trama es sencilla y a la vez muy compleja. Porque a veces estamos tan convencidos de que la vida que llevamos es la que debemos llevar que ni siquiera nos planteamos ser valientes y luchar por aquello que realmente nos merecemos. Nos conformamos con ser infelices en la comodidad, en lugar de ser felices en el riesgo. Si a todo esto le sumamos un carácter conformista, sumiso e inseguro (ya sea innato o porque en eso te has convertido en años de infelicidad) el cóctel nos da a Sara. A la que Jayden intentará convencer de que puede pedir más, exigir más y ser más. Fantástico todo, os lo aseguro.

Con los personajes me he enamorado pero también he sufrido mucho. Jayden me ha parecido uno de esos protagonistas que se quedan gravados muy dentro porque es todo lo que nos gustaría en la vida real. Es atento, cariñoso y romántico a pesar de sus demonios. Pero lo que más me ha gustado es el como es capaz de tirar y tirar de Sara mientras le muestra como un hombre que la quiere debería tratarla. Como la anima a aumentar sus aspiraciones y a vencer sus miedos. Como la anima a luchar. Lo adoré muchísimo, de verdad, y creo que en parte es porque me recordó mucho a mi propia pareja ♥.
Con Sara en cambio he tenido sentimientos encontrados en gran parte de la novela. Me ha parecido muy cobarde (cosa que es sin remedio) y extremadamente mojigata para tener casi treinta años. Como si el tiempo con ella se hubiera detenido en los dieciocho cuando aun era una chiquilla inmadura e inexperta. Pero por otro lado, puedo llegar a entenderla. A entender sus miedos y sus temores. Su pánico a que, hacer algo para si misma, perjudique la vida de su hijo. Y sobre todo, puedo entender el grado de machaque psicológico al que se ha visto sometida durante tantos años.

Los secundarios son practicamente inexistentes en cuanto a peso en la trama. Hay bastantes pero no tienen demasiada historia detrás de la principal. Por destacar alguno puedo hablaros de los mono e inteligente que parece el hijo de Sara, lo adorable que es Jeannett, o lo cabrón que es el marido de Sara.  Pero ya os digo que tienen cero importancia en la trama principal.

En cuanto a la forma narrativa, con María siempre me pasa lo mismo. Me parece que, obviamente, todo está muy bien contado pero no con un estilo que a mí personalmente me encandile. Es un estilo sencillo pero bastante formal, a pesar de que me ha enganchado de todas, todas.



«En definitiva, Palabras que nunca te dije es una historia tierna pero intensa en la que nos metemos en la piel de alguien que ha olvidado como vivir, perdiéndose a sí mima en el proceso, y que debe decidir si aquello de "merece la pena luchar por lo que merece la pena tener" en su caso, también puede ser verdad.»



Puntuación: 4 de 5

Y vosotros, ¿lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Os apetece leerlo? Dejadmelo en los comentarios.


Muchísimos besos mis Libros Adictos ♥